Historia

Cuando en 1997 Fundación Leer abrió sus puertas tenía una clara visión: una Argentina alfabetizada, en la cual todos los niños tuvieran acceso a libros, pudiesen leer y valorasen la lectura.

Con el objeto de concretar su visión, sus fundadores firmaron un acuerdo de licencia con Reading Is Fundamental, Inc., que desarrolla programas de alfabetización desde 1966 en los Estados Unidos, y esto la habilitó para implementar sus programas en la Argentina.

En ese mismo año, puso en marcha el programa Leer es Fundamental Argentina, un programa que ayuda a los niños de menores recursos a elegir sus primeros libros para mantener en propiedad.

Fue así como en este primer año de trabajo de la organización, 1.500 niños de 15 instituciones en tres provincias y sus docentes, se asomaron a formas innovadoras de promover los procesos alfabetizadores de las comunidades y fueron totalmente exitosos en sus logros.

Tras este inicio, año a año Fundación Leer fue abriendo nuevos programas en la Argentina. Así nacieron Proyecto Libro Abierto, Comienzos Compartidos, Rincones de Lectura en Comedores, en Instituciones de Salud y en Centros Comunitarios, Maratones de Lectura, La Importancia de Leer y Familia de Lectores, entre otros.

En veinte años de trabajo Fundación Leer ha desarrollado programas en 23 provincias del país y Ciudad de Buenos Aires. Así, 2.067.498 niños y jóvenes participaron de los programas; 2.011.562 libros nuevos fueron distribuidos; 3623 espacios de lectura fueron creados y 22.301 adultos capacitados entre docentes y líderes comunitarios de escuelas y centros de todo el país.

 

Fundación Leer obtuvo el reconocimiento del Ministerio de Educación de la Nación y de los Ministerios provinciales, de la UNESCO y es una entidad reconocida por la OEA como miembro de la sociedad civil.